videos xxx gratis

Los mejores videos porno gratis de la red. Peliculas xxx para todos los gustos.

Desnudo por los rejados

Este relato puede parecer algo exagerado, increíble, imposible,pero lo cierto es que todo lo que cuento a continuación es cierto... y el protagonista soy yo mismo. Para quienes no estén familiarizados con el término "exhibicionista"(que serán muy pocos) he de informarles que se refiere a la "desviación sexual" consistente en la excitación propia basada en mostrar los genitales en público y a personas desconocidas sin su consentimiento.Esto,que puede parecer simple y obvio,se torna en mi persona en algo más amplio y imaginativo.La simple muestra de algo fláccido y poco estético queda lejos de mis correrías. Pero no quiero demorar más mis experiencias que,espero,os hagan como mínimo sonreír y como máximo excitaros tanto como yo me excité al cometerlas. Hace no sé cuántos años,aburrido de masturbarme en solitario acompañado de viejos cómics y revistas de moda,se me ocurrió una nueva forma de superar la barrera del atrevimiento.Aprovechando las largas ausencias de mis padres,que iban casi a diario a una pequeña parcela de nuestra propiedad,mi casa se convertía en un pequeño palacio del placer.Lo normal era que anduviera desnudo por la casa o cubierto solo por una amplia camiseta.De este modo ocurrió todo. Aquel día hacía sol.Después de un ligero almuerzo subí las escaleras que conducían a mi azotea a recoger la ropa tendida.Como era habitual,me encontraba solo en casa,y mi única prenda era una larga camiseta que me cubría lo justo.Mientras recogía la ropa de los cordeles,al alzar los brazos,la camiseta dejaba al aire mis genitales.Despreocupado completamente de que algún vecino pudiera verme,comencé a sentir la cálida caricia del sol en mis partes más sensibles. Era domingo.Sabía que los vecinos se habrían marchado de viaje.Dejé el barreño de ropa en el suelo y miré alrededor :la azotea vecina vacía ,la de más allá con ropa tendida...Me apoyé en la pared encalada,caliente por el sol y comencé a tocarme.Mi pene empezaba a animarse.Sentía un morbo añadido que nunca antes había sentido.Si.Era el aire libre.El sol.El viento.Mi cuerpo a la vista de la Creación. Cada vez más encendido,decidí desvertirme del todo.El pene se mostraba ya semirrígido,quedando el escroto colgando como una deliciosa bolsa cárnica.Los primeros líquidos preseminales emanaban ya,impregnando mi mano cuando,de pronto,la vi. Me observaba tras unas sábanas colgadas.En su ingenuidad creía que no la veía.¿Desde cuándo me espiaba ?La sensación de ser observado aumentaba mi calentura.Dos casas más allá,en una azotea,una chiquilla me miraba,callada,expectante ante algo nuevo.Intenté ponerme en su situación y traté de imaginar cómo me veía.No debía tener más de seis o siete años,así que el espectáculo debía ser nuevo para ella.Mi excitación iba en aumento al ver que,lejos de azorarse,parecía perder la timidez y se acomodaba sentada en su escalera. No podía dar crédito que aquello pudiera estar sucediéndome.Estaba siendo observado con evidente curiosidad por una bella nínfula.Nunca me habían llamado mucho la atención las niñas pequeñas,pero ésta despertó en mi instintos que creía no poseer.Ante su mirada perpleja continué con mi autocomplaciencia,haciendo crecer aún más mi enrojecido pene.Sentía palpitar las venas que lo irrigan en la palma de mi mano,clamando más y más sangre. La experiencia en la masturbación me había proporcionado gran control sobre la eyaculación.Aquello ya duraba casi tres cuartos de hora.La chiquita se incorporaba,se sentaba,bajaba las escaleras,volvía a subir.Parecía realmente interesada en lo que estaba haciendo aquel chico vecino suyo.Realmente,no se qué habría ocurrido si no nos hubiesen separado dos casas.Estábamos los sucifientemente cerca para vernos con detalle,pero desgraciadamente lejos para un contacto.La tarde estival caía lentamente y la luz se retiraba.Tras casi dos horas de continua masturbación ocurrió lo increíble :invitó a una amiga. Mi atrevimiento llegó a tal punto que subí varias veces las escaleras de mi segunda azotea,la más alta,para poder ser mejor divisado por la niñas,arriesgándome a ser visto por alguien indeseado.Pero eso no ocurrió y me mostré a ella en las posturas más indecentes.Su curiosidad no conocía límites y yo intentaba satisfacerlas.La otra "voyeur" tendría la misma edad que su amiga y la misma insaciable mirada.Ante aquellos dos pares de ojos me mostré con desvergüenza,lascivamente,frotando mi piel contra las calientes losetas del suelo.Incluso me introduje en el ano la manilla de un viejo grifo de la pared de mi azotea. La mirada atónita de las púberes me hacía arder,encendiendo en mí una llama que difícilmente podrá apagarse.Descubrí ese día el placer del exhibicionismo,pero en su vertiente más erótica,menos patológica que a lo que estamos acostumbrados.Sin duda aquellas niñas disfrutaban del espectáculo que les ofrecía.Me sería imposible relatar aquí con detalle todas las variaciones y tocamientos a los que me sometí aquella tarde.Sus pequeños ojos vieron como me introducía uno o dos dedos en mi ano,para luego llevarlos a la boca.Vieron como me excitaba golpeando inmisericorde mi polla contra los barrotes de la barandilla,haciéndola casi sangrar.Me observaron atentamente mientras me retorcía mis huevos,sintiendo un casi dulce dolor... Una ansiada eyaculación puso fin a aquella sesión.Las dos niñitas disfrutaron de mis estertores finales,mientras la leche salía expulsada manchando las rojas baldosas de adobe.Casi a continuación,extrañamente,una voz de mujer mayor llamó a las niñas.Las dos se miraron y rieron,mientras bajaban las escaleras murmurando sus cosas. Después de aquel día intenté repetir la experiencia en varias ocasiones,pero la chiquilla pareció perder el interés y no volvió a jugar en la azotea.Desde aquel día de verano,mi sexualidad cambió.Me aficioné a lo peligroso,lo atrevido,me aburría lo común.Buscaba sitios solitarios donde mostrarme,casi siempre ante nadie,sólo ante el sol.Así hasta hoy.Las ocasiones son cada vez más escasas,aunque cuando la libido clama... peliculas Porno
jovencitas
Sexo gratis
putas
ElPutoAmo

Primera vez cornudo

Esto que les voy a contar ocurrió en mi adolescencia y es totalmente real. Paso ya hace algunos años. Les cuanto que soy de argentina y hace algunos años se cursaba luego de la escuela primaria el colegio Secundario, compuesto por 5º años. Cuando entre al colegio secundario, tenia 13 años, el 1er. Día de clases la vi a ella, cara de muñeca, ojos azules, rubia de pelo largo ondulado y unas facciones de sueño, no muy alta, media morruda, tenia mucho seno, mucha cola también, por supuesto de mi misma edad, pues éramos compañeros de curso. Me enamore de ella desde el primer momento en que la vi. Yo no era feo chico, para nada, pero en ese momento parecía de 9 años, era muy petiso, cara gordita, pelo lacio con flequillo. Pero lo peor de todo es que era muy tímido, muy tímido con las mujeres y mucho mas con esta chica que me volvía loco, llamémosla Fabiana. En el curso del año conversamos unas cuantas veces, pero siempre con gente junto a nosotros . Me entere que salía con un chico de 3er. Año, y que un par de mis compañeros en fiestas la habían besado, etc, etc. Pasaron los años, ella seguía igual o mas linda todavía, me enteraba de compañeros de curso o de chicos de otros cursos que habían salido con ella o estaba saliendo. Ya en 4to año muchas cosas cambiaron para mi, si bien todavía era un nene de 16 años, estaba mas estilizado, mas hombrecito , tenia arrastre con mis compañeras de curso, pero nunca pasaba nada. Cuando comenze 5to año, el ultimo de la secundaria, ya un poco mas apiolado, nos comenzaron a cargar a Fabiana y a mi, muy típico del colegio secundario, pero surtió efecto, me arregle con ella. Me puse de novio con ella. No lo podía creer. Tocaba el cielo con las manos. Era muy dulce, algo tímida, muy pero muy bonita. Yo era virgen todavía, ella lamentablemente y obviamente no. Aproximadamente a los 2 meses de estar con ella, debute, comenzamos a coger todos los días, por supuesto que nunca le conté que había debutado con ella. Cogíamos todos los días a cada rato. Ahora me doy cuenta que cogíamos muy mal, pero en ese momento era lo máximo. Luego de 6 o 7 meses la relación se afianzo conocí a su familia , ella conoció a los míos. Su hermano mayor jugaba al Rugby, deporte del cual toda la familia era aficionada. Un Sábado ella tenia la fiesta anual del club donde jugaba el hermano, mucho no me gustaba la idea de que fuera a esa fiesta, sabia que unos cuantos amigos del hermano estaban calientes con ella, pero.... como iba toda la familia me pareció razonable. Ese sábado nos encontramos un rato antes de que se fuera al gran evento. Estaba preciosa, tenia un vestido a cuadros muy bonito, me dio muchos celos y un poquito de bronca pero trate de casi no demostrarlo. Ella me pidió que a tal hora la vaya a buscar, pero me negué. Estas con tu familia Faby, pasala bien, mañana nos vemos le dije. Esa noche, me quede en casa mirando una película, comenze a pensar en ella y me arrepentí de no haber aceptado su propuesta de pasarla a buscar. Ya tenia decidido lo que iba a hacer: alrededor de las 2:30 o 3:00 Hs. Am me iría para el club a buscarla y seguro seria una agradable sorpresa para ella. A las 2:00 Am saque el auto de la cochera, era el auto de mi mama, una renault bastante viejo y me dirigí hacia el club que tenia su sede un poco alejada de la ciudad. Cuando llegue, había muchos autos estacionados y tuve que alejarme un poco para estacionar el mío. Lo deje en la parte trasera del Club, si bien había unos cuantos autos estacionados, no había nada de gente y si muchos arboles. Decidí ingresar por la parte trasera para cortar camino, cuando estaba por pasar un pequeño alambrado la veo a Faby con un muchacho dirigiendose a esta parte trasera del club que estaba desierta. Había cajones de botellas, y solo unas ventanitas que supongo serian del baño o cocina. Me quede sorprendido, pero lo único que atine a hacer fue acomodarme tras un árbol. Me acomode con una rodilla sobre el piso, las manos apoyadas sobre el árbol, torciendo mi cabeza levemente para no ser descubierto. La comenzó a besar, abrazados, el apoyado contra la pared y ella sobre el. Habrán pasado 2 o 3 minutos aproximadamente de besos apasionados y su cabeza comenzó a besar su cuello, ella levanto la suya en señal de aprobación y satisfacción, el bajo mas la cabeza dirigiéndose a sus tetas mientras sus dos manos estaban sobre sus hombros corriendo los breteles del vestido dejándolos caer. Sus hermosas y grandes tetas quedaron al descubierto, las comenzó a chupar frenéticamente abrazándola con fuerza apretando su boca, su cara contra sus pechos. Ella lo tomaba de los pelos. El mientras no dejaba de chuparle las tetas bajo sus manos hasta el comienzo de su vestido, subiéndolo, dejando su cola con una diminuta bombacha al descubierto, sus manos tomaban sus glúteos con fuerza mientras el nuevamente buscaba la boca de faby, la tomo de los hombros y en un solo movimiento giraron quedando ella con su espalda sobre la pared y el sobre ella, con esa posición tenia una mejor vista de faby, puede ver como sus dos tetas estaban aplastadas sobre el pecho del otro y como sacaba su lengua para pasarla por la de el. El se agacho rápidamente quedando de rodillas, su cabeza sobre la conchita de faby, levanto su vestido con las dos manos, su vestido estaba arrugado por debajo de sus tetas y encima de su cintura, tomo la diminuta tanguita de Faby y la bajo, ella colaboro levantando un poco una pierna para poder sacarla y luego la otra. Su Cabeza se hundió en su entrepierna, el la tomaba con las manos sobre su culo, y ella con sus dos manos sobre su cabeza, no podía escucharla pero seguro estaba gimiendo suavemente, su cabeza giraba de un lado hacia otro y sus ojos parecían estar cerrados. La escena me superaba en todo sentido, baje el cierre de mi pantalón, y saque mi pija que me dolía de lo dura que estaba, no aguante y comenze a masturbarme. El seguía chupando su concha y tal vez su ano también, movía su cabeza rápidamente...Se levanto y besando nuevamente sus labios le tomo una mano y se la llevo hasta su pene, ella lo acariciaba arduamente por encima de su pantalón, el puso sus manos sobre sus hombros y pareció empujarla suavemente hacia abajo, ella se agacho, le desprendió el botón de su pantalón, bajo el cierre del mismo y con ambas manos le bajo el pantalón y calzoncillo. Tomo su pija con una mano y se la metió toda en su boca., con la otra parecia estar acariciando sus huevos, el la tomo de los pelos y la movía. No podía creer lo que veía, faby se estaba chupando una pija en una fiesta familiar, en la parte trasera del salón donde estaban todos reunidos, yo seguía con la pija fuera ya con ganas de acabar, hasta que no aguante y fuertes chorros de semen saltaron sobre el pasto. Fabiana se la chupo unos 2 o 3 minutos aproximadamente. Ella se levanto y el se estaba colocando un preservativo. Ella de espalda a la pared, el la tomo de sus dos manos levantándole los brazos hacia la pared, una de las piernas de Faby rodeo su cintura y el comenzó a moverse, se la estaba cogiendo de parado, no se como ni cuando pero mi pija estaba dura nuevamente y no podía dejar de tocarme, los brazos de ella cayeron por sobre sus hombros, el no paraba de moverse, pasaron 2 minutos vi como sacaba su pija de su concha, la dio vuelta ella agacho su torso hacia la pared manteniéndose con sus dos brazos extendidos con las manos sobre la pared, el se la metió rápidamente, dándome cuenta que era otra vez por su conchita y no por su ano como su posición hacia suponer. El la cogió 3 o 4 minutos en esa posición hasta que por sus movimientos note que había acabado, el la saco y ella se dio vuelta, se agacho le saco el preservativo con sus manos, le hizo un nudo tirándolo hacia un costado y se la chupo nuevamente, parecía como que la estaba limpiando, para ese entonces yo había acabado otras vez pero seguía con la pija dura, me di cuenta que ya me dolía por la nueva erección. Ella busco la bombacha por el suelo, se la puso y ambos se acomodaron la ropa, luego se marcharon hacia la fiesta. Habrán pasado en total 20 minutos, para ellos de excitación consumida por el acto, para mi de calentura, bronca, celos, excitación, morbosidad, adrenalina, etc. Me observe y estaba con las rodillas sobre el pasto, con la pija todavía parada, con semen entre los dedos. Me sentí de lo mas bajo en el mundo, asco me daba todo, acabe 2 veces mirando coger al amor de mi vida, difícil de creer, difícil de digerir. Me fui hacia el auto y ahí me senté quedándome en silencio. petardas
cerdas
babosas
orgasmatrix
serviporno
rubias 19
muy zorras
macizorras
putalocura
fakings
cumlouder
ElPutoAmo

De regreso a la oficina

Hola a todos. Quiero agradecer de antemano a todas las personas que han seguido de cerca mis relatos y que amablemente han tenido a bien dirigirme algunos comentarios. Gracias a todos y a todas. El relato que les voy a platicar, me sucedió hace unas horas, en el microbús que viene del metro salto del agua a villa coapa. Salí de una cita de trabajo en la plaza meave, fue un cliente que tiene como 5 locales de aparatos de sonido, quería ver mi trabajo y quedo satisfecho. Contenta por lo sucedido, me dirigí hacia la parada de microbuses para tomar uno de ellos que me trajera de regreso hasta la oficina, ya que el día de hoy no circula mi auto. El micro venía un poco lleno, así es que decidí sentarme en la parte posterior del micro, poco a poco fue bajando mucha gente y en la zona de los juzgados, antes de llegar al hospital general, se subió un muchacho al cual no le di mucha importancia, no se veía mal vestido, era un estudiante por su uniforme de escuela. Cuando se acercó al asiento y muy amable me dijo que si podía tomar asiento, le dije que no había ningún problema. Yo me vestí el día de hoy con una falda no muy corta, es decir, poco arriba de la rodilla de color verde oscuro y una blusita delgada de color verde claro, traigo puestas unos pantiligueros de color beige. Es decir son pantimedias que forman con un liguero de la misma tela y dejan al descubierto mi sexo, claro que también llevo puesto un calzoncito que no es tanga, pero tampoco es calzón grande. Con forme iba transcurriendo el viaje el muchacho subió su mochila y comenzó a hacerme la platica, como yo venía contenta por la cita le contesté la platica, a parte de que era guapo el muchachito. Poco a poco, dejamos de platicar y me fui recargando hacia el cristal para dormirme un poco y el creo que se dio cuenta y sin prestar mucha atención de mi parte, sentí parte de sus dedos en mi rodilla. No se me hizo nada desagradable, porque el muchacho, estaba lindo, así es que acepté y sin decir nada ni hacer nada tampoco, seguí haciéndome la dormida para dejar que él me tocara un poco. Duró un buen rato con su mano en esa posición y yo nunca intenté nada para moverme, ya que iba disfrutando de mi supuesto sueño. De repente, el microbús hizo una parada un poco larga y por los movimientos de las personas escuche que mucha gente bajo del mismo. En ese momento, el muchacho quien dijo haberse llamado Javier, me toco con toda su mano mi rodilla, y creo que me sobresalté un poco, pero no para despojarlo de mi rodilla, sino que fue una reacción de mi mismo cuerpo. Se había atrevido a tocarme toda la rodilla, y sentía como su mano temblaba un poco, como una conjunción de miedo y de excitación, lógicamente al sentir esa sensación, me sentí dueña de la situación de manera completa, entonces sabía yo que el chico iba a llegar hasta donde yo le permitiera, entonces me dispuse a disfrutar mucha más de lo que me iba sucediendo. Poco a poco, fui abriendo ligeramente mis piernas para permitirle el paso a su osada mano, la cual no tardó en avanzar entre ellas. Era evidente que su mano le temblaba de manera más notable que al principio y eso me animó mucho más, ligeramente abrí uno de mis ojos para verlo de reojo y el muy condenado también se iba haciendo el dormido, lo cual no era nada creíble. Pero lo que si me di cuenta es de que una señora que iba delante de mi no perdía detalle de la situación, hasta que hubo un momento en que me toco la señora con su mano para hacerme despertar y decirme que el muchachito iba abusando de mi, sin chistar le dije que no había problema, que era mi novio y que a él le gustaba jugar con mis piernas, por supuesto él no abría los ojos para nada, pero tampoco puso nada sobre mis piernas, así es que me había subido más la falda y también eso me excito. Sin querer me di cuenta que no solo la señora me iba viendo, sino mucha gente que pasaba volteaba a verme de manera descarada y alguno que otro se sentaba o junto a nosotros o delante de nosotros o atrás de nosotros para tener una mejor visión de lo que ahí sucedía. Cuando volví a cerrar mis ojos el muy cabrón, subió tanto su mano que llegó a donde terminan mis medias y comienza mi piel, ahí fue donde las cerré fuertemente ya que tuve un delicioso orgasmo, y su mano quedó apretada entre mis muslos, así seguimos no se cuanto tiempo, de repente sentí como deslizó su mano hacia fuera de mis piernas y colocó de forma normal mi vestido, aunque por dentro de mi no quería que se fuera. Sin darle mucha importancia y en la misma posición en la que yo venía sin abrir los ojos, sentí sus labios que presionaban los míos, abrí la boca como impulsada por un resorte y me besó dulcemente, abrí los ojos y me dijo, espero que nos volvamos a ver algún día, me dio mucho gusto conocerte, nuevamente me besó y yo le correspondí. free porn movies
xvideos
xhamster
mzansi
sondeza
cumtree
mapona
ekasiwap
south african
black
mature
indian
desi
tamil
mallu
telugu
kirtu
pakistani
ElPutoAmo

Mi buena vecina

Hace poco me mude a una nueva casa, cerca de mi trabajo. Mientras terminaba de acomodarme y hacía algunas instalaciones en el cuarto de servicio, note que había un pequeño agujero en una de las paredes. Al principio no le tome importancia, pensé que se trataba tan sólo de un agujero insignificante. Sin embargo algo me llamaba la atención o la curiosidad. Fue así como me asome por el pequeño orificio y ¡vaya!, sorpresa, el agujero daba exactamente al patio de otra casa y a una gran ventana de la misma. No se si fue una casualidad, pero casi al instante apareció ella, una exuberante mujer, algo joven todavía, quizá como de unos 30 años, de tez clara, cabello largo, cerca de la cintura. Pero lo principal, era la ropa que llevaba puesta. Lucía una short ajustado que dejaba ver sus bien torneadas piernas y al parecer bien macizas, quizá por algún tipo de ejercicio. Era tan corto que cuando me daba la espalda, podía notar que no traía nada debajo de él. Podía ver la forma de sus glúteos, que se asomaban y se movían al copas de su caminar. Arriba solo llevaba puesto un top, que también deja ver sus voluminosos senos. Me quede unos minutos presenciando aquella escena, pero luego me retiré temeroso de que pudiera darse cuenta. Desde aquel día no pude resistir la tentación de ir al cuarto de servicio y esperar que aquella imagen apareciera. Fue en una de esas tan ocasiones en que observaba a través del agujero, que vi a mi vecina completamente desnuda. Fue la escena más cachonda y tormentosa que he tenido. Era como me la había imaginado, sencillamente exquisita. Sus senos se veían realmente aún muy rígidos y majestuosos, su vientre casi plano, y dueña de un panocha velludísima. La he visto varias veces desde aquella ocasión, en diferentes posiciones, cuando se dispone a darse un baño, cuando sale con tan solo una toalla en el cabello, con su piel húmeda, cuando se arregla, etc. Pero ahora voy a narrarle esa escena que me tiene inquieto desde hace unos días. Era un tarde calurosa. Como de costumbre me asome por el agujero y vi que me vecina entraba y salía de su habitación, traía puesto sólo una blusa transparente que dejaba ver su apetitoso cuerpo. Observe como colocó una toalla sobre un sillón, así como otras cosas. De pronto de despojó de su blusa, quedando completamente desnuda. Se sentó en el sillón donde había dejado la toalla extendida, hizo su cuerpo hacia atrás, estirando un poco sus piernas, dejando ver un poco mejor su pubis velludo. Estiro su mano y la paso por entra esa maleza de vellos, se acaricio un poco. Seguidamente tomo unas pequeñas tijeras y se dispuso a despojar todo su pubis. Lenta y cuidadosamente cortaba y retiraba los vellos, mientras de vez en cuando pasaba su mano por su hendidura. Subió una de sus piernas mientras la habría un poco. Finalmente pude notar que sólo quedaba una pequeña sobra de vellos. Se puso de pie, retiro el exceso. Volvió a acomodarse, abrió nuevamente sus piernas y puso en su pubis espuma para afeitarse y con una sensualidad increíble empezó a afeitase dejando solo una pequeña raya de vellos que partía desde su abertura vaginal hasta cerca de su ombligo. Sus labios vaginales quedaron totalmente despejados. Hasta entonces pude ver su abultada concha, la cual al terminar empezó a acariciar de una forma tal que parecía que quería que yo la siguiera viendo. Sus dedos entraban y salían de su concha cada vez más de prisa, hasta que la vi contorsionar su cuerpo de placer. Desde entonces, no puedo dejar de verla y sobre todo de desear aquella mujer tan excitante y que es dueña de una concha de lujo. sexfilms
vagina
pornoleeuw
poldertube
redtube
pornozot
neuken
kutjes
dikke tieten
hardcore
gertibaldi
mature
tieners
webcam
amateur
nederlandse porno
belgische porno
ElPutoAmo
Top